El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos, en su resolución 217 A (III).

Tras este acto histórico, la Asamblea pidió a todos los Países Miembros que publicaran el texto de la Declaración y dispusieran que fuera “distribuido, expuesto, leído y comentado en las escuelas y otros establecimientos de enseñanza, sin distinción fundada en la condición política de los países o de los territorios”.
Esta declaración es un hito en la historia de la humanidad, ya que puede ser entendida como la primera forma de autocomprensión global a través de la cual nos garantizamos unos a otros, independientemente de regiones de procedencia, antecedentes jurídicos o historias locales, lo que es propio de nuestra condición de fines en sí mismos. Desde 1948 hasta hoy los derechos humanos cumplen un rol articulador de las sociedades democráticas al oficiar como instancia de legitimación de los sistemas institucionales. La tarea de su creciente realización es parte de la visión de quienes redactaron la Declaración y de quienes integramos esta Cátedra.

Descargar Declaración en español: AQUÍ

-->
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux